jueves, 5 de julio de 2012

Nathaly Bonilla

 Nombre: Nathaly Bonilla
Nacionalidad: Venezolana
¿Dónde naciste? En Rubio (Táchira)
¿Qué cosas en tu niñez te inspiraron para convertirte en ilustradora? ¡Absolutamente todo! fui una niña “de campo”. En el solar de mi casa (a medio construir) había unos 30 conejos, 2 gansos, una perra y 3 loros. Mi padre es un hombre muy culto, la casa era mínima pero teníamos una colección enorme de libros interesantes. Mi madre es una mujer bondadosa, inteligente y súper fuerte, además tengo 6 hermanos divertidísimos. Sin duda, un universo maravilloso para crecer e inspirarse.
¿Qué libro relees, qué autor? Últimamente tengo muy poco tiempo para leer, así que procuro no repetir, prefiero aprovechar para conocer nuevas historias y personajes.
¿Qué libro no pudiste terminar, y por qué? Recuerdo que de pequeña me topé con un libro de bolsillo sobre la magia negra, me pareció súper cruel, creo que aún hoy en día no podría leerlo completo.
¿Qué autor no te gusta? Cualquiera de autoayuda. Aunque no es cuestión de autor, sino más bien de temática.
¿Cuál es tu ilustrador preferido? Mi hermanito, tiene 4 años y una gran imaginación.
¿Qué libro (o de cuál escritor) te gustaría ilustrar? ¡Uff! ¡muchos! algunos de ellos ya los he logrado ilustrar. Alicia en el país de las maravillas es uno de los que está en la lista.
¿Con qué personaje literario te identificas? No sé si identificarme, pero hay personajes que me han gustado mucho y son muy variados, desde Atticus Finch, pasando por la gallina Pepita, hasta Gandalf, el grande (aunque este último lo conocí en el cine).
¿Con qué libro has llorado? No recuerdo haber llorado con un libro, no aún.
¿Qué es lo peor que podrían decir de tu trabajo? Alguien me dijo hace tiempo “tranquila, algún día vas a conseguir un trabajo de verdad” ¡Ja, ja, ja! Creo que hay mucha gente aún que cree que ser ilustrador no es una profesión, y además una profesión maravillosa.
¿Qué clase de trabajo debes hacer, dada tu profesión, pero que no te gusta? ¡Ninguno! ilustro todo el día en digital, papel, lienzo, madera y piel. No puedo pedir más.
¿Cuál ha sido aquél trabajo que te salió tan mal que no quisieras recordar? Creo que es natural que con el pasar de los años uno vaya mejorando y en ese proceso sea mucho más crítico con sus trabajos previos. Sin embargo, no recuerdo ninguno al cual odie, todos tienen un significado especial, incluso aquellos que hice cuando apenas era una adolescente.
¿Consideras que tienes un estilo? No lo sé, prefiero no pensar en ello.
¿Qué sientes cuando estás frente a una hoja en blanco? Ganas de rayarla.
¿Qué lugar de tu casa prefieres para ilustrar? Mi estudio.
¿Qué te inspira? ¡Todo! La vista desde mi ventana, mi familia, mi pareja, los zoológicos, las películas, la música, los cuentos, las historias de mis amigos, las ganas de mejorar...
¿Te gustan los perros? Sí, me gustan los animales en general. Hasta los más feos tienen una belleza especial.
¿Te has encontrado alguna vez con una bruja? No lo creo, al menos no en la presentación fantástica.
¿Crees en las hadas? Creo que todo lo mágico es posible. Lamentablemente aún no he visto una, pero sigo esperando.
Nombra las tres mejores experiencias como ilustradora: 1.- Sentarme en el estreno de un libro y ver como muchos niños y niñas se enamoran de los personajes que he ilustrado. 2.- Haber ilustrado Píntame Angelitos negros de Andrés Eloy Blanco (que fue el único poema que recité en mi niñez y tiene un enorme valor sentimental) 3.- Haber ilustrado una biografía sobre Jesús Soto para niños.
Nombra tres libros con los que te has sentido una lectora agradecida: Maus, 1984 y La casa de muñecas.
¿A quién le darías el Hans Christian Andersen de ilustración? Admito que hasta hace unos minutos no sabía que este premio existía. Nunca me he creído con criterio para premiar o dejar de premiar a alguien, sin embargo, se me vinieron par de nombres internacionales a la cabeza y ambos ya fueron premiados, así que opto por concluir que es mejor no pensar en premios, ¡que quienes los otorgan lo hagan!











Ilustración de Nathaly Bonilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario