lunes, 6 de febrero de 2012

Ernesto Brito














Nombre: Ernesto Brito 
 
Nacionalidad: Venezolano y Margariteño
¿Dónde naciste? En Caracas
¿Qué cosas en tu niñez te inspiraron para convertirte en ilustrador? Principalmente mi curiosidad y capacidad de abstraerme del mundo. Mi padre haciendo pancartas de protesta en el Pedagógico de Caracas, láminas para sus clases y un cuaderno donde mi hermano dibujaba rostros a lápiz.
¿Qué libro relees, qué autor? Vacío y plenitud, el lenguaje de la pintura china de François Chang.
¿Qué libro no pudiste terminar, y por qué?
 Decir no pude es imposible, aún sigo vivo. No he podido terminar de leer los tratados de pintura, son muy intensos.
¿Qué autor no te gusta?
 Soy bastante abierto a la lectura, puedo leer una fotonovela como puedo leer una novela “de verdad”.
¿Cuál es tu ilustrador preferido?
 Me gustan muchos ilustradores, cada quien en su género. A Marshall Arisman lo seguí por mucho tiempo. Admiro mucho el trabajo de El Bosco, Anthony Brown, el maestro Peli, Hermenegildo Sábat…
¿Qué libro (o de cuál escritor) te gustaría ilustrar?
 La Divina Comedia de Dante, Clásicos infantiles, Mitos y leyendas latinoamericanas.
¿Con qué personaje literario te identificas?
 Con Chance, en Desde el Jardín.
¿Con qué libro has llorado? Aunque soy bastante llorón, no he llorado con ninguno aún.
¿Qué es lo peor que podrían decir de tu trabajo? Que no transmite un mensaje, un concepto o una emoción. Siempre me esmero en que cada dibujo tenga espíritu.
¿Qué clase de trabajo debes hacer, dada tu profesión, pero que no te gusta? Me cuesta un poco trabajar con clientes cerrados, que no arriesgan y que les da temor innovar. Pero es agradable cuando logras llegar a una media que satisface a ambos.
¿Cuál ha sido aquél trabajo que te salió tan mal que no quisieras recordar? Hay un trabajo que hice en mis inicios para un grupo de jóvenes con tendencia política que organizaron un evento llamado “Luces y sombras de la democracia”, tiempos en que gobernaba Rafael Caldera. Realicé un collage basado en el Hombre de Vitruvio, conformado por muchísimas imágenes de políticos, anécdotas históricas y simbologías. El caso es que les encantó, mandaron a hacer afiches, volantes, carpetas, pancartas… y una vez impreso alguien influyente lo vio y dijo que era subversivo y ofensivo. Recogieron el material y contrataron a otro “ilustrador” que obviamente reflejara solo las luces y no las sombras de la democracia.
¿Consideras que tienes un estilo? Me lo han preguntado mucho, y no me lo pregunto nunca. Me divierte experimentar y sorprender y sorprenderme con nuevos lenguajes plásticos.
¿Qué sientes cuando estás frente a una hoja en blanco? Excitación, es incontrolable… Verla pedir a gritos expresar ideas.
¿Qué lugar de tu casa prefieres para ilustrar?
 En el piso.
¿Qué te inspira? Mi esposa, mis hijos, los maestros del arte.
¿Te gustan los perros? ... calientes.

¿Te has encontrado alguna vez con una bruja? A cada rato, jajajaja.

¿Crees en las hadas? Por supuesto, mis abuelas, mi hermana y sobrina fallecida son hadas que están conmigo siempre.

Nombra las tres mejores experiencias como ilustrador: 1- Haber tenido la oportunidad de trabajar en el diario Economía Hoy con ilustradores como Peli, Eneko Las Heras y Alonso. 2- Haber sido invitado a participar como ilustrador en la segunda Bienal de Diseño BID, en Matadero-Madrid en el 2010. El trabajo seleccionado fue la serie de ilustraciones realizadas para la revista Todo en Domingo, del diario El Nacional. 3- La experiencia de haber pasado del papel a los muros, con trabajos como el mural Ciudad Libro Álbum organizado por El Banco del libro en Caracas y el mural Cardumen de Colores, organizado por La Nasa, Asentamiento de pescadores en la Isla de Margarita.
Nombra tres libros con los que te has sentido un lector agradecido: 1-Papillon. 2-El nombre de la Rosa. 3- Cien años de Soledad.
¿A quién le darías el Hans Christian Andersen de ilustración?
 ¿Quién es Hans Christian Andersen? Jajajaja, mentira. Se lo daría a un novato.

Ilustración de Ernesto Brito.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario