lunes, 27 de febrero de 2012

Clementina Cortés












Nombre: Clementina Cortés
Nacionalidad: Venezolana
¿Dónde naciste? Nací en Caracas
¿Qué cosas en tu niñez te inspiraron para convertirte en ilustradora? Desde mi niñez viví y tuve contacto con el arte, recuerdo haber ido infinitas veces al Museo de Bellas Artes y al Aula Magna. Era el paseo dominical. Mi padre llegaba cada día con un nuevo libro a casa, tuve a la mano una biblioteca muy rica en contenidos -literario y visual-. Recuerdo unos fascículos coleccionables ilustrados llamados Fabulandia (años 60), aún conservo algunos. También puedo decir que mi experiencia como bailarina de danza contemporánea enriqueció y reafirmó mi oficio de gráfica.
¿Qué libro relees, qué autor?
 Releer con esta dinámica de vida que llevo… no. Pero hay autores que me atraen más que otros, entonces vuelvo a leer párrafos o subrayo alguna idea que me llamó la atención y que quiero recordar con mayor nitidez.
¿Qué libro no pudiste terminar, y por qué?
 Algunos de autoayuda que en una época compré. La verdad es que me parecieron muy aburridos.
¿Qué autor no te gusta?
 Mmm… más que un autor, no me atraen algunos temas.
¿Cuál es tu ilustrador preferido?
 Me gustan muchísimos. Hoy día hay miles por todas partes del mundo. No tengo favoritos. Pero te puedo citar a Chris Van Allsburg y a una pareja que me invita con frecuencia a ver su trabajo, Olga Dugina y Andrej Dugin.
¿Qué libro (o de cuál escritor) te gustaría ilustrar?
 Una historia sería suficiente motivo para inspirarme.
¿Con qué personaje literario te identificas? Me gustó siempre la idea de ser algún animal, de no ser de la especie humana.
¿Con qué libro has llorado? No recuerdo haber llorado con ninguno.
¿Qué es lo peor que podrían decir de tu trabajo? Que no digan nada.
¿Qué clase de trabajo debes hacer, dada tu profesión, pero que no te gusta? ¿Que no me guste?... dar mil y una explicaciones para poder lograr ser entendida. 
¿Cuál ha sido aquél trabajo que te salió tan mal que no quisieras recordar? Aunque haya hecho trabajos que ahora los recuerdo y no me gustan… todos dejan un aprendizaje.
¿Consideras que tienes un estilo? No exactamente. Cada nuevo proyecto es único y llega a uno desde distintos orígenes, por lo general salen sorpresas.
¿Qué sientes cuando estás frente a una hoja en blanco? No me doy mucho tiempo con la hoja en blanco.
¿Qué lugar de tu casa prefieres para ilustrar? Tengo un espacio de trabajo ya definido. Una mesa… una computadora…

¿Qué te inspira? La música que me acompaña y a veces situaciones insospechadas me regalan el punto de partida.
¿Te gustan los perros? Me gustan todos los animales, pero no tengo en casa.

¿Te has encontrado alguna vez con una bruja? No.

¿Crees en las hadas? La verdad no.

Nombra las tres mejores experiencias como ilustradora: Lo resumo en que siempre es una grata experiencia tener nuevos proyectos y también ver mis esfuerzos publicados y difundidos. Me encanta este trabajo.

Nombra tres libros con los que te has sentido una lectora agradecida:
 Un libro ilustrado: El libro de los cerdos de Anthony Browne (los que son padres me entenderán, lo releí varias veces a mis hijos). Recientemente, los libros de John Fante: rica prosa llena de imágenes y sensaciones, muy emotivos. Y por último, leo en el infinito internet).

¿A quién le darías el Hans Christian Andersen de ilustración?
 Eso si que no lo sé, hay tantos ilustradores maravillosos y tantos que no conozco que seguramente se lo merecen…


















Ilustración de Clementina Cortés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario